Los manuscritos serán evaluados mediante el método de ciego simple. Para ello, los revisores usarán una matriz editorial con la que se valorarán tres aspectos fundamentales: pertinencia temática, pertinencia formal y pertinencia de contenido. Después de la evaluación se emitirá uno de los siguientes dictámenes: a) Publicable sin modificaciones. b) Publicable tomando en cuenta las observaciones. c) No publicable.

  1. Si el dictamen incluye observaciones que implican modificación, el artículo será devuelto vía correo al autor, quien deberá realizar los cambios sugeridos y enviar el documento en las fechas que se le indique.
  2. El consejo editorial verificará que se hayan realizado las modificaciones solicitadas. En caso de ser necesario se enviará el documento de nuevo a su autor con otras observaciones, hasta que el contenido quede completamente depurado.

Una vez que concluye esta etapa, y el artículo es aceptado para ser publicado, pasará por un proceso de edición.