La publicación de los manuscritos estará supeditada a la decisión del consejo editorial. La recepción de estos no implica obligatoriedad de publicarlos. Si el consejo editorial detectase algún plagio, el artículo será rechazado.

Una vez que el manuscrito haya sido aprobado y editado, el autor deberá dar el visto bueno a la versión final de su artículo, y firmar una carta de cesión de derecho en la que declara la autoría y originalidad del artículo, su calidad de inédito y la ausencia de postulaciones o compromisos con otras revistas. A través de este documento el autor cede el derecho de publicación a la Revista de la DDA.

Este documento será enviado al autor como archivo adjunto en formato PDF. Posteriormente, deberá imprimirlo y firmado, para luego escanearlo y devolverlo por correo electrónico en formato PDF.